El Papa Benedicto XVI comienza su visita a la República Checa


El Papa Benedicto XVI comienza su visita a la República Checa orando ante el Niño Jesús de Praga
Foto: RENè FLUGER. Communicationes
PRAGA (27-09-2009).- El Santuario Carmelitano del Niño Jesús de Praga, acogió el sábado 26 de septiembre la visita del papa Benedicto XVI, con la que el Pontífice inició su Viaje Apostólico a la República Checa hasta el día 28.
El Papa había manifestado su intención de visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria regentada por los Carmelitas Descalzos, y en la que se venera al conocido “Niño Jesús de Praga”.
Agradecimiento en nombre de toda la Orden
A su llegada, Benedicto XVI recibió el saludo del P. Albert Wach, Definidor General para Europa Central y enviado especial del General de la Orden, P. Saverio Cannistrà que se encuentra de visita en Madagascar. El P. Wach tuvo unas palabras de agradecimiento al Santo Padre en nombre del P. General, del Definitorio General y de toda la Orden “por haber elegido la Iglesia del Niño Jesús de Praga, de la que los carmelitas Descalzos somos custodios, para iniciar su visita a la República Checa”.
Asimismo el P. Albert agradeció al Papa haber portado una corona de oro como regalo de la Santa Sede al Niño Jesús de Praga y afirmó que “en el prefacio de su libro Jesus de Nazaret Usted, Santidad, ha manifestado la esperanza de escribir en la segunda parte un capítulo dedicado a la infancia de Jesús. En este Santuario, y en nombre de toda la Orden, quiero decirle Santo Padre que esperamos leer su palabra”.
Tras estas palabras de bienvenida, el Papa saludó personalmente al superior provincial de la provincia de Liguria, P. Giustino Zoppi, el Prior de la Comunidad del Santuario, P. Petr Šleich, y el P. Anastasio Rogero, conocido propagador de la devoción del Niño de Praga.
Oración ante el Niño Jesús
Acompañado del Secretario de Estado Vaticano, el Cardenal Tarcisio Bertone y del Arzobispo de Praga, el Cardenal Miloslav Vlk, el Papa Benedicto XVI se acercó al altar del Niño Jesús de Praga saludando a un gran número de fieles, a los Carmelitas Descalzos y Hermanas Carmelitas, y a un grupo de niños de la escuela presentes junto a sus familias.
Frente al altar donde se venera la imagen del Niño Jesús, Benedicto XVI oró unos momentos en silencio y después recitó una oración nueva, compuesta para esta ocasión. Al finalizar la recitación de la oración, el papa depositó sobre el altar una corona de oro como obsequio de la Santa Sede al Niño Jesús de Praga.
Tras un breve discurso en el que el Papa señaló el importante papel de la familia y de los niños para la sociedad de hoy, Benedicto XVI se dirigió a la puerta del Santuario acompañado por los Carmelitas Descalzos y se despidió del público congregado en la calle, acercándose a ellos, antes de subir al Papamóvil.
Reproducimos a continuación la oración del papa Benedito XVI al Niño Jesús de Praga:
“Señor Jesús, te vemos niño y creemos que eres el Hijo de Dios, hecho hombre por obra del Espíritu Santo en el vientre de la Virgen María.
Como en Belén, también nosotros con María, José, los Ángeles y los pastores te adoramos y te reconocemos nuestro único Salvador.
Te hiciste pobre para hacernos ricos con tu pobreza:
Concédenos que nunca olvidemos a los pobres y a todos aquellos que sufren.
Protege nuestras familias.
Bendice a todos los niños del mundo, haz que reine siempre entre nosotros el amor que Tú nos has brindado y que hace la vida más feliz.
Dona a todos, oh Jesús, reconocer la verdad de tu Natividad para que todos sepan que has venido a traer a la entera familia humana la luz, la alegría y la paz.
Tú eres Dios y vives y reinas con Dios Padre, en la unidad del Espíritu Santo, por todos los siglos de los siglos. Amén”