Entrevista al doctor Francois Leroy

Testimonio:
Entrevista hecha al doctor que participó en la exhumación de los cuerpos de los esposos Martin
François Leroy, médico de rehabilitación física en Caen, bajo juramento ante los tribunales para la reparación de las lesiones de los restos, ha tenido la amabilidad de responder a las preguntas de Samuel LANDON en el periódico diocesano Iglesia de Bayeux y Lisieux (núm. 207), acerca de la exhumación de los cuerpos de Louis Martin y Zélie ... François Leroy, usted que ha coordinado el informe del estudio sobre los cuerpos del matrimonio Martin después de la exhumación. ¿Puede decirnos cómo ocurrió todo esto? - A partir de mayo, fui llamado por el obispo Pican, que quería un equipo para la exhumación. Yo estaba muy sorprendido por esta petición, porque no soy patólogo. Además, para mí, Zélie y Louis Martin, me evocan no más allá del recuerdo de un hogar ejemplar de Lisieux! Por lo tanto, mi primera reacción fue asombrarme realmente de ser yo el invitado a satisfacer esta demanda. Después que se le pidió examinar los cuerpos y hacer la exhumación de Zélie y Louis Martin ¿Cómo procedió? - En primer lugar, debo decir que hubo un sentido de solemnidad y seriedad. Eso fue en la gran sacristía de los clérigos en la Basílica de Lisieux. En la mañana, los ataúdes fueron trasladados y se comenzó con la presencia de la policía. Yo mismo, y otros médicos que me acompañaron, y las personas autorizadas, tuvimos que jurar sobre los Evangelios. Alrededor de nosotros, habían Carmelitas, y un enviado de Roma para la Causa de los Santos y otras monjas. Todo esto daba una atmósfera particular de solemnidad. Concretamente, ¿qué te ha correspondido hacer? - Se trataba del contenido preciso de los dos ataúdes. Yo estaba rodeado por un cirujano ortopédico y otro médico. Nos ayudamos de un informe hecho por escrito en la década de 1950 cuando los cuerpos del matrimonio Martin fueron trasladados del Cementerio Municipal a la Basílica. En ese momento en que fueron abiertos los ataúdes, encontramos indicios de que el ataúd de Luis Martin estaba mucho más húmedo que el de Zélie. Después de estudiar el cuerpo de Luis preservado bastante bien, examinamos el de la Sra Martin. Debo decir que el examen en consideración fue más impresionante. Para mí fue un momento de emoción. Esta mujer realmente tuvo que haber sufrido mucho. A nivel de cuello, hombros y pelvis, estaba lleno de metástasis! Esto significa que encontramos numerosos agujeros en los huesos, tales como caries. En su momento, en el que no se utilizaban los rayos X o las terapias para el tratamiento de estos cánceres, tuvo que haber sufrido enormemente sobre todo al final de su vida. Una vez hecho esos estudios que más le pidieron? - El objetivo del estudio era comprobar la autenticidad de dichos cuerpos identificándolos. Para que después no aparecieran ser reliquias (o copias falsas ...). Por lo tanto, hemos tomado seis o siete pequeños huesos, llamados "reliquias insignia". Todos los demás restos de los padres de Martin se han limpiado y puesto en un sepulcro especial. Cada relicario se llevará a un lugar (en Lisieux, Roma, Alençon) para la veneración. ¿Qué le ha quedado a usted de esta experiencia? - Debo decir que me acerqué con un sentimiento neutral a la pareja de los Martin, haciendo caso omiso de todo sentimiento hacia ellos dos. Regresé a Caen con un apego emocional hacia esta pareja. Yo estaba conmovido por las palabras del carmelita italiano que me dijo: "me complace que usted, un hombre casado, haya realizado el reconocimiento de una pareja". Para mí es muy importante. Mi esposa y yo tenemos 10 años participando en los equipos de Notre Dame, y ahora estamos comprometidos en el servicio a la comunidad “Alégrate”. Creo realmente en la misión de una pareja y en el anuncio del amor de Dios para los hombres. Y creo que este matrimonio de los Martin han vivido en conformidad con Cristo su vida cotidiana. Y eso es lo inusual para mí. Varias veces la Iglesia ha propuesto como modelo a los mártires y ermitaños, al fundador de una órden, a místicos ... y el día de hoy, la Iglesia va a beatificar un matrimonio cristiano ". Esta es una señal importante para todas las parejas cristianas.